Foto de Kiko Rivera.

Kiko Rivera anuncia novedades sobre su salud tras el último susto

Kiko Rivera ha sido demasiado sincero y tendrá consecuencias

Kiko Rivera quiere alejarse de los focos, pero no consigue que los periodistas olviden su pasado y le dejen al margen de las polémicas. Tiene una conexión especial con sus seguidores, intenta contar siempre la verdad y ese es uno de sus grandes errores. Su sinceridad le ha vuelto a jugar una mala pasada: ha anunciado demasiadas novedades sobre su estado de salud.

Kiko Rivera sufrió un ictus hace unos meses y asegura que este problema le ha hecho cambiar de vida: ahora tiene otras costumbres. Según han contado en Sálvame, debe cuidar más su alimentación y no puede consumir tabaco ni ninguna otra sustancia. Él promete que ha aprendido la lección, pero sin darse cuenta ha demostrado que sigue teniendo ciertas tradiciones complicadas.

Kiko rivera con un pañuelo en la cabeza primer plano
Kiko Rivera prefiere compartir su punto de vista | Instagram

Kiko, siempre siguiendo los datos publicados en Telecinco, necesita llevar una vida sana para dejar atrás todo lo que pasó con su ictus. Sin embargo, ha vuelto a caer en la tentación: primero le han pillado comiendo hamburguesas y luego tartas. Él mismo ha reconocido que quería probar un trozo del pastel que había comprado para su fiesta de cumpleaños.

Kiko ha tenido un nuevo susto de salud y ha estrenado sus 39 años en el hospital, ha tenido que pedir ayuda por unos dolores. Él mismo ha explicado lo que estaba pasando para que los espectadores no especulen, quiere contar la verdad. También lo ha hecho para que el público que le quiere de verdad comprenda que todo ha quedado en un susto.

Imagen de un logo de WhatsApp pequeñoNOVEDAD WHATSAPP: Pincha aquí para recibir GRATIS tus noticias favoritas del Corazón en WhatsApp

“He pasado una noche de perros con un cólico, tuve que ir de madrugada al hospital y ahora me duele menos, pero vaya entradita a los 39. No veas cómo duele, no se lo deseo ni al peor de los enemigos. A ver si a lo largo del día puedo mejorar y comer un trocito de tarta”, ha comentado en su cuenta de Instagram.

Kiko Rivera prefiere publicar su diagnóstico

Kiko ha mandado un mensaje a todos los que le quieren para que nadie se piense que su nuevo problema de salud es serio. “No se alarmen, solo tengo un cólico nefrítico, pero duele tela, telita, tela”, ha escrito en una de sus publicaciones. La novedad no es esta, el público está acostumbrado a su sinceridad, lo que ha sorprendido es otra cosa.

Storie de Kiko Rivera en el hospital
Kiko Rivera ha publicado la verdad en Instagram | Instagram @riverakiko

La revista Semana ha reparado en un detalle importante, el DJ se ha olvidado de su madre otra vez, a pesar de que prometió cambiar. En las dos últimas entrevistas que ha concedido, una a Bertín Osborne y otra a David Broncano, hizo una promesa. Supuestamente había cambiado de actitud porque necesitaba un abrazo de Isabel Pantoja.

Rivera ha compartido una serie de imágenes para celebrar su 39 cumpleaños y ha vuelto a hacerle un feo a su madre. La cantante no aparece ni en una sola foto, a pesar de que ha sido una de las personas más importantes de su vida. Todo hace pensar que la reconciliación tendrá que retrasarse unos meses, Isabel no está dispuesta a tolerar más desplantes.

Kiko Rivera ha comunicado una gran novedad

Kiko ha aprendido una gran lección después de su último susto: es necesario pedir ayuda médica cuando las cosas se complican. Él mismo reconoció que le dio el ictus y no supo identificarlo, así que se fue a dormir y después acudió al médico en moto. Ha aprendido del error y su nuevo problema de salud lo ha solucionado de una forma diferente.

Rivera empezó a encontrarse mal, avisó a su mujer y decidió ir a urgencias. Le pusieron una medicación fuerte para calmar sus dolores y poco a poco fue mejorando. Lo único malo es que Isabel Pantoja vuelve a estar fuera de este proceso de recuperación.